Hasta meter, prometer; y una vez metido, nada de lo prometido.


Hasta meter, prometer; y una vez metido, nada de lo prometido.
Critica el refrán, con picante doble sentido, a los que ofrecen el oro y el moro con tal de conseguir algo, y una vez logrado el objetivo olvidan sus promesas.

Diccionario de dichos y refranes. 2000.